EL SILENCIO DE LAS ABEJAS

http://listen.grooveshark.com/songWidget.swf

El agónico aleteo de las abejas retumbaba en sus oídos. Era constante. Se metía en su sueño y le perseguía por todos los rincones.
Había rastro de muerte por toda la habitación,aguijones, alas ,cera y miel se mezclaban con el olor a humo e insecticida, provocando una ambigüedad de sensaciones.
Tan penetrante el olor de la abeja reina y la cera que le rodea, consigue una perenne insistencia en retornar al mismo sitio y en un interminable cadalso, imposible de eliminar.

DE MIEL

Tercer día de vacaciones.

Nublado, cuatro gotas… Calor y viento
Amanecido lento y perezoso. Rhon se ha vuelto a escapar, a pesar del vallado que hizo Nacho ayer.
Hemos sacado la mesa de ping-pong y enseguida ha comenzado el campeonato.
Al menos hoy he conseguido ver el partido de Nadal en mi ordenador, dándome de alta en Zattoo.
Ayer Nacho se fue a un bar a ver el partido de futbol con los chicos, mientras María y yo navegábamos a nuestras anchas, con el partido de fondo.

Las abejitas siguen en su colmena, dentro de la persiana.Llegó ayer Juan Carlos, el apicultor, un hombre afable, e hizo el diagnóstico: mañana venimos que hoy hace mucho calor…Y eso han hecho, a las 21:00 horas han aparecido, su compañero y él. Pertrechados con la ropa antiabejas, la colmena de rescate, el archiperre para hacer humo y la valentía en sus huesos.

En poco tiempo llenaron de humo el dormitorio, rompieron la caja de la persiana y sacaron a trozos de cera y miel el enjambre para llevarlo a su nuevo destino en la colmena artificial. Algunas abejas pierden la noción, la orientación y mueren dejando un rastro de alas, aguijones y melaza.

Tratan de defender su hogar y se dispersan acosando al intruso, pero la luz les atrae y las distrae de su comentido, perdiéndose en la blancura de la lámpara.

Esta noche las dejamos tranquilas que vuelvan solas a la colmena que será su nuevo hogar. No podemos encender luces, no podemos abrir la puerta del dormitorio. Tenemos que ir con cuidado para no pisar una abeja despitada o aturdida, se quedan en el suelo como buscando, hasta que mueren.

A LA MIEL DA. 3ª PARTE

Tres días ha costado que las abejas encuentren su camino a la nueva colmena. Es increíble la memoria, el tesón y la cabezonería de las abejas. Insisten en volver al lugar donde ya no hay nada, y luego, desorientadas o acongojadas por no encontrar su casa, se pierden hasta morir unas con otras dejando todo el suelo lleno de sus lastimosos cuerpos.
El cuarto huele a humo, miel y muerte. Aún hoy siguen queriendo entrar, a través de la caja de la persiana abierta y después no saben salir.
Esta mañana he iniciado la limpieza del cuarto, con temor, aún zumbaban por el suelo algunas, de vez en cuando alguna alzaba el vuelo inútilmente. Pertrechada con fregona, trapo, escoba, recogedor, Cucal en spray, cubo de fregar y amoniaco me he atrevido a empezar . El fregoteo de la persiana ha sido todo una azaña, de vez en cuando venía alguna abeja. Las que estaban muertas aparecían por todos los rincones. Y yo pensaba en las películas de terror, cuando al final de la peli, ya todo ha terminado, están salvados los protagonistas, pero el último plano de la peli es de una abeja que parecía muerta y tímidamente mueve sus alas iniciando el vuelo de la venganza.

PANAL DE RICA MIEL. 2ª PARTE

¿Habéis visto alguna vez una película de terror de abejas asesinas?

Pues la imagen de las abejas desperdigadas por toda la habitación me recordó tremendamente a una de estas.
El primer momento resultó encantador, el hombrecillo se enfundó un mono blanco, unos guantes , unas botas y el casco ese típico con la redecilla. – Ayer me picaron un montón – dice sonriente. Lo primero era bajar la persiana para poder sacar la colmena – van a estar muertas y no vamos a salvarlas – . Pues después de encender una especie de jarrita acoplada a un fuelle del que salía un humo blanco, muy aromático por cierto, se subió a la escalera para empujar hacia abajo la persiana, mientras otro señor , con Nacho , empujaban desde dentro para bajarla. En ese instante se dispersaron cientos de abejas alrededor del señor, el de fuera, pero en la persiana no se veía ningún panal, sólo restos de miel , cera , etc. Que susto, yo salí pitando hacia dentro de la casa, al salón, je,je.
En segunda fase hay que abrir la caja de la persiana, y efectivamente, al abrir la caja, a parte de llenarse el cuarto de abejas, allí estaba la colmenita. Durante estos meses al estar la persiana bajada, el hueco quedó libre para que fabricaran hasta 5 o así, paneles, celdas o como se llamen.
Al final el hombre, Juan Carlos se llama, ha podido salvar algo , poco a poco lo ha ido metiendo en su colmena cuadrada. Es increíble como las abejas se pegan a sus celdas, sin inmutarse mientras las coloca, incluso las rebaña con un cepillo, echándolas a su caja como si fueran granos de arroz que nos han quedado fuera del plato. Por cierto que nos ha dado unas cuantas en las que sólo quedaba miel.No os imagináis cómo sabe esta miel.
Después hay que conseguir que se vayan todas las abejas del cuarto, es el de los niños, y de la ventana. Me temo que hoy tampoco duermen en su cuarto


Abrir la casa de verano

Cada año lo mismo. Pero este año aún más porque no hemos venido ni por Navidad ni en semana Santa. Casi todos los años somos los primeros en llegar , compartimos los tres hermanos, más mi madre, que es la poseedora legal y moral de este idílico lugar donde veraneamos en la plenitud de la palabra. Pero cada año hay una sorpresa. Como todas las casas poco habitadas y antíguas le van saliendo achaques, que son descubiertos cuando llegamos. A veces es una tubería que se ha roto y nos encontramos con una inundación de Guinness Records … Otras veces se ha caído un muro de la valla, en fin , muy variado y catastrófico. Puede ser que los recibos de la luz se hayan traspapelado y esté cortada la luz, así que cuando llegas en Navidad a las 7 de la tarde te encuentres sin poder encender una estufa ni nada.

Este año la sorpresita ha sido un auténtica COLMENA de ABEJAS alojada en la persiana del cuarto de los niños. Cuando llegamos me dispuse a abrir los cuartos, levantar persianas y abrir ventanas para airear. No me había dado cuenta hasta que levanté la persiana ( me costó, estaba pegajosa) y mi sorpresa al ver de repente un enjambre de abejas revoloteando cabreadas. El caso es que ya no podía bajar la persiana, sólo subir , de modo que se ha quedado enrollada en el cajetín su hermosa colmena. ¡Imaginaos el cabreo que tenían!. Cerré la ventana y fumigué en el cuarto ya que alguna se había colado hacia la casa por el cajetín de la persiana. Llamé a un teléfono que me facilitó la polisía munisipal y un Técnico, Perito o Especialista en la materia me dio unos consejos preliminares y quedó en venir hoy a echarle un vistazo.
Tened claro una cosa, bajo NINGÚN CONCEPTO SE OS OCURRA ESPOLVOREAR A LAS ABEJAS con ningún producto antimoscas, humo, agua, etc. Se agarran un mosqueo de cuidado. LA PICADURA DE 50-60 abejas ES MORTAL (me imagino que según el peso de cada uno aguantaremos más o menos, pero no pienso probarlo )
Hoy han venido dos chiquets , bueno uno no tan chiquet, a verlo . Traían una colmena artificial para intentar salvar unos panales… Pero la colmena está íntegra enrollada en la caja de la persiana y probablemente espachurrada…
Total que tienen que venir esta tarde, tarde, cuando las abejas están más tontas ( su expresión) y desde dentro de la casa, sacar el cajetín de la persiana, se colará alguna dentro de la casa , glup, y después habrá que limpiar requetebién la persiana. Está llenito de miel. Y en el fondo es una pena (ahora que no me oye mi madre), pobres animalillos, se van a quedar sin casa, sin comida y sin futuro ( las crías están en las celdas probablemente espachurradas) .

Y resulta que las abejas son importantísimas para el mantenimiento de la flora de nuestro mundo, sin ellas la polinización es muy difícil. Parece ser que en España y también el otros países la disminución de la población de abejas es un tema preocupante y en nuestro país no muy bien cuidado. No sólo está la industria apícola, incluso se ha diseñado un fármaco con el veneno de abejas para tratar la artritis.

A todos los que les interese este tema os dejo un par de links:
Asociación de amigos de las abejas
Curso de cría de abejas
Apicultura

El otro día estuve en esta tienda en Madrid, está cerca de mi ambulatorio y paso todos los dias en coche por su puerta, siempre me quedo con ganas de entrar a comprar…